Imagen de la cabecera del blog: cuadro de la autora

domingo, diciembre 28, 2008

SO FAR FROM ME

"You who are so far from me
Far from me
So far from me
Way across some cold neurotic sea
Far from me..." Nick Cave.

Me gusta quedarme quieta, callada, absorta, reflexionar largas horas, con la atención puesta o no puesta (quién sabe), en alguna nota banal, en el margen de un libro o en el perfil del horizonte brumoso; pasar largas horas de un día de verano absorta en el musgo de una roca que baña el mar y mirar un pequeño cangrejo hurgando en el verdín aterciopelado con sus pincitas enanas, dueño del mundo, sin serlo en absoluto; perderme durante horas en una canción que se licúa y mece mi sangre como se mece el vino en la copa con un leve movimiento, acunado por alguna razón que el propio vino desconoce. Recordar el olor de alguien, el sabor de una boca, soñar con los ojos abiertos una mañana entera al mismo borde del mar que crece y sube hasta tocar mi cuerpo, y mi mente, a la que saca de ese sopor estable; perder todo sentido de movimiento o de existencia física gracias a una absoluta y total quietud que paraliza casi por completo mis músculos silenciosos y laxos. El tiempo transcurre inexplicable, la mente bañada de crema flota en un viscoso estado de aletargamiento que me place tanto que pienso en mi estado mental como afecto de algún dios menor y me encojo de pronto, me retraigo y me levanto dolorida de tanto placer. Un escalofrío me empuja entonces hacia la huida. Me visto, monto mi bicicleta y escapo al mundo real por el atajo del camino más cómodo, y vuelvo a esa realidad que emerge de pronto de entre las sombras de los retorcidos tamarises centenarios.
ana (C.U., Agosto 2008)




http://www.youtube.com/watch?v=JHsXMkv9jjo

viernes, diciembre 26, 2008

“Mysterium”

Si quieres
puedes apagar las luces,
cerrar las persianas
y dar vuelta la llave
de tu puerta de entrada.
Si quieres
puedes tapar tus oídos
con miel y con cera,
cubrir tus ojos con un paño negro,
puedes atar tus manos,
morderte los dedos,
puedes cambiarte el nombre.
Puedes silbar mientras hablo,
mirar al vacío mientras no escuchas
puedes marcharte incluso.
Puedes hacerlo,
volver sobre tus pasos,
dejar las alas en la cuneta
y cubrir a pie las distancias,
los ángulos muertos de la vida
que sigue...

ana

ALEKSANDR NIKOLÁYEVICH SKRIABIN (1872-1915)



Afamado pianista en vida, a pesar de sus manos que eran demasiado pequeñas para ejecutar algunas piezas, su proyecto más ambicioso era desarrollar un trabajo multimedia en el Himalaya que trataría sobre el Armageddon.

Su proyecto megalómano en el Himalaya que nunca logró concluir: La pieza iba a llamarse “Mysterium” y se representaría durante siete días, emulando la creación del mundo, en las faldas de la montaña. Según Scriabin se trataría de "una grandiosa síntesis religiosa de todas las artes que anunciaría el nacimiento de un nuevo mundo". Después de su ejecución el mundo se disolvería en éxtasis.

La representación incluiría música, olores y danza: unas campanas suspendidas de las nubes convocarían a los espectadores, los preludios serían como sonrisas y las codas como puestas de sol. Habría llamas en forma de rayos de luz, lenguas de fuego, perfumes que se esparcirían en el aire…


Todo este complejo montaje proviene de la teoría de Scriabin de que la música no es “solo” música. Scriabin creía en la idea de “Obra de Arte Total” que había asimilado de Wagner y buscaba una simbiosis entre filosofía, religión y arte que a través de la música produciría el éxtasis.

domingo, diciembre 21, 2008

MUESCA


¡Cómo la vida a veces
termina estrellándose
contra un muro!,
acaba estampada en ese paredón
pétreo y duro,
triste destino donde acaban muertos,
sin nacer,
proyectos, ilusiones,
igual que las balas disparadas
sobre los adustos paredones.
Tal vez al otro lado
el ruido de los disparos ni se oiga,
ciertos como la herida,
abiertos como el cielo.
Y allá, al otro lado,
los pájaros canten
la canción de la ingenuidad.

Puede que las piedras
allí adornen el musgo
con la certeza de saberse piedras.
Puede que al otro lado,
las golondrinas y los mares
adornen el último laberinto.


ana

"EVERYBODY HURTS"
(R.E.M.)

sábado, diciembre 13, 2008

MIRA,

NO DEJES DE MIRAR
(NICK CAVE, "TO BE BY YOUR SIDE")

Mira mi boca, mi boca te mira y mira cómo se abre para tu boca. Suspira, para que tu la oigas enredarse en tu pasión. ¿No te alivia escucharla cerca de tus gemidos? ¿No te ayuda sostenerla en la humedad de tus labios? Hay pudor en mis besos, un pudor impreciso que se ahoga en la abundancia de tus humedales. ¿A dónde nos llevan las bocas, balbuceando latidos que atoran la garganta y amedrentan la ternura? ¿A dónde llegamos exhaustos como aves migratorias sin haber recorrido un palmo del amor? ana



SI QUIERES PUEDES SEGUIR ESCUCHANDO A NICK CAVE AQUI

jueves, diciembre 11, 2008

PUEDE SER TU PROPIO YO.

La semana pasada hablaba con Joaquín en "Atalayarte" (afuera el temporal de mar levantaba las olas y millones de gotas de sal hacían brillar los cristales). Se hacía de noche.
Le comentaba mi afición por la poesía, el mundo de los blogs...
Su gesto tranquilo invita a conversar, sus manos tranquilas,
su voz pausada, su "mirada" limpia.
Me prestó alguno de los libros de poesía que escribió: este de 2005
esta lleno de tempos, bellos pasajes y reconstrucciones interiores
en busca de la cordialidad humana y el equilibrio personal.
Hoy mientras leía uno de ellos en el recorrido a través de la linea
infinita que lleva al placer de la lectura de algunos poemas
sopesé de pronto qué poca importancia tienen algunas cosas.





PUEDE SER TU PROPIO YO

Tuviste que esperar hasta que el golpe
partiera tu corazón, lo despojara,
y te obligara a mirar con sus palabras.
A su pesar, con ellas sobrevives,
al menos lo has tratado,
mientras respira tu sangre sin hundirse.
Pero al final, como todos,
arribas a una sola conclusión:
de todo lo posible, lo imposible,
la verdad y los deseos,
te resta, únicamente, húmedo, vacilante,
este mapa manchado
que te supera y no recuerdas.
Son las suyas páginas vertidas
no sabes para quién,
para gente que no viste,
o que te amó y amaste, o no,
para vientos que imaginas,
pues obra y colofón
ya te alcanzaron: rendir cuentas,
contar los céntimos finales,
apagarte con ellos,
lograr que el olvido te apetezca,
abrir los cajones donde tus cosas aguardan
y ver con regocijo
que el mar ha entrado en ellos
y todo lo ha inundado.

Qué otra cosa pedir
si eso es todo,
y nada más.

Joaquín Marta Sosa
Poesía completa
"Los barcos de la memoria"




"Que lo más grande de que dispone el hombre, es el hambre de conocer. Que abrir un libro es abrir las alas, sobre las cosas que nunca acabas de poseer"...

domingo, diciembre 07, 2008

REMORD


Se mueven, resbalan,
fluyen bajo el tiempo
inmóviles como la muerte.
Son el perfil de la nada, volando,
sucediéndose.
Son la línea rota de la piel,
las heridas que la lluvia produjo en los ojos,
Resbalan, se deslizan insomnes
por el líquido infernal que atraviesa tus venas.
Son los tumultos, los grumos de tu savia
obstruyendo
cada recodo de tu cuerpo.
No hay aves ni peces
que recorran este santuario
para infieles,
sólo lombrices horadando desde dentro
tu carne yerma,
recorriendo el perfil
de lo que ya no vuela,
de lo que flota sin sentido.
Hay disculpas burbujeando en la sangre,
gritos arañando,
uñas secas y rotas.
Hay bullicio de corrientes
ventanucos altos
abiertos de porvida al recuerdo,
procurando enfriar el magma de nuestras sienes.
Hay serpientes en ese sueño líquido
y en el abismo de esa noche
que se arrastran y huyen
a esconderse bajo ese mar estancado,
agazapadas .

ana


Cuadro: "Lo Que El Agua Me Dio" ("Lo que vi en el agua") de Frida Kahlo, óleo en tela 1938
En esta obra Kahlo transfiere torbellinos de experiencias. Extremadamente dolorosas tanto físicas, como espirituales. En pocos trazos: un diluvio. Donde con un patetismo lacerante: revela y valida su biografía.El agua, al no llenar la bañadera indica que la artista deseaba vivir muchos años más. Kahlo enmudece 16 años más tarde.En esta obra abundan los símbolos que conforman su vida. En un círculo concéntrico sin ángulos, donde no pueden refugiarse, ni esconder, los sufrimientos sempiternos, delirantes y rutinarios.
Símbolos en el cuadro:
Que dejan de serlo para convertirse en un grito de verdad real y cruda. Su dolor es el diablo encarnado, en lentitud de tiempo sin horas. Sus pies deformados por la polio y después por las secuelas del accidente que sufrió. Su gozo sexual con ardor lesbiano. Aunque era bisexual.Su belleza de flor de cactus: única, pero rodeada de espinas.El vestido con miriñaque. Raíces de plantas con bulbos sin abrir, enlazados con un moño de pasión sin florecer; su maternidad frustrada. La figura de Trotsky, a quien amó y con quien compartió ideas comunistas. La figura de su adorado padre, fotógrafo Húngaro de descendencia Judía. El cuerpo de Kahlo, flotando su muerte con la soga que amarrada a una roca estrangula su cuello. Del otro lado la soga sostenida por Diego Rivera ciñe su cintura. En esa soga se van arrastrando serpientes y otros demonios que pululan y perturban: las vicisitudes que atormentan su vida. Un velero que se aleja sin la respuesta deseada. Una calavera que observa. El águila, (símbolo de USA) que yace muerta sobre la cúpula del árbol. Kahlo odiaba a Norteamérica. La montaña azteca, destacando la cultura mexicana de la cual tan orgullosa se sentía. Y por último el Rockefeller Center que les produjo el tremebundo disgusto! a Diego Rivera su esposo y a ella. Pues los ejecutivos yanquis no le permitieron los trazos comunistas en el mural que estaba a medio terminar. Le ordenaron a Diego que lo borrara. Tuvo que acatar. El escándalo férreo y candente prevaleció y prevalecerá por ser tan inconcebible!
Eve Cané / Deméter
New York, 02/14/2008

domingo, noviembre 30, 2008

GRIETA

"...No love, no glory
No hero in her skies..."


Con la frente agrietada y herida,
cosida de ausencias y separaciones,
de rupturas, de bostezos y fatigas,
en la frontera del espacio inabarcable
del desierto que tiembla ya
bajo las manos:
esas que recuerdan en sus yemas
en sus palmas, en sus flancos.
En el oscuro suelo que ahora tiembla,
en un terremoto de sentimientos rotos
en alboroto de recuerdos agrietados,
falla en constante amenaza
y en lunas olvidadas.
Con los pies hundidos en el fango
de la vida, respirando bajo el barro
a escondidas,
las bocas, de tierra colmadas,
las uñas húmedas
arañando un frío lodo.

Con los ojos vendados jugamos
a recordar espacios,
con los oídos tapados jugamos
a escuchar latidos,
con las manos atadas jugamos
a acariciarnos...jugamos.
Y un son prohibido de amor
entonces nos delata:
seguimos vivos.

ana

Imagen, "Accidente aéreo" Miguel Angel Ruiz, escultura en edificio en la Calle Mayor/Milaneses, Madrid (Septiembre 2008)


miércoles, noviembre 26, 2008

UNA JORNADA


Sobrevives, incluso contigo sosteniendo el vacío, con ese leve gesto con el que tus manos aclaran cada mañana tus párpados mudos. El agua tintinea en tus dedos, sutura y venda tus ojos llenos de heridas, ulceradas órbitas, descalabrándose en miradas al cercenado pasado y a algo que quedó incrustado en su jabón. Escapas de nuevo, rápido, cierras tras de ti, la puerta del sueño, tomas el ascensor de las edades prohibidas te encaminas al largo pasillo del sórdido tumulto y de la rutina. Picas el billete de la sabiduría, ella siempre viaja contigo, os bajáis en la parada de la monotonía. Las 9,30 Ya se va haciendo tarde para matar el tiempo antes del almuerzo. Para hacerlo añicos, entre las fauces hambrientas del frío asiento de tu sillón de acero. Se abrevia la mañana, van dando las horas. Como una ancianita, como bebé de pecho, es la hora termita, la que te devora ahora, te arroja, al comedor y a los pastos como animal de horarios y de establo. Al salir, el aliento interno empaña el aire, ya hace frío, abres el paraguas, no sea que te cale el cansancio y te desvele. Al llegar a casa, una ducha, te salen los mitos por los poros, y el sudor de verdades supremas tapona tus oídos. El agua purificando el cuerpo, la soledad poniéndote el pijama, dejas las gafas, llenándote de ceguera suprema te adentras en el abismo de tu cama, te hundes en el infinito hueco de oscuridad y sueño. Apagas la luz del cuarto menguante, y buceas, en el mar líquido y caliente de sus labios muertos, pero ella, se llevó consigo el derecho a mirarla.

ana


Cuadro: "Lavabo y espejo" (1967), Antonio López García

viernes, noviembre 21, 2008

LA CONDICIÓN HUMANA

MADUREZ

La madurez es una etapa en la vida del ser humano.
Ser maduro consiste en reconocer la realidad tal cual es, evitando disfrazarla, escapar de ella, ignorarla. Buscar la verdad y desconfiar de quienes dicen poseerla. Perder la ingenuidad e idealismo desmadrados, caer del guindo sin estrellarse, tocar con los pies el suelo... y, sin embargo, continuar soñando. O sea, vivo. Hacer humor con lo más serio y, sobre todo, con uno mismo.

Ser maduro es controlar los impulsos, las ideas locas, evitar lo excesivo, cuidar las formas, manejar los tiempos, saber callar y desaparecer a tiempo. Mirar a los ojos pero guardar distancias. Nunca dar un consejo si no te lo piden. Evitar levantar la voz o exagerar los gestos cuando se habla con enfado o de algo que importa mucho. Saber resistir a la frustración, el estrés, el dolor, los disgustos, las traiciones… Sin por ello caer en el derrotismo, la sumisión, el desencanto...

Para la madurez afectiva es también muy importante el ambiente en el que se educa. Si el ambiente es de cariño y aceptación, la persona asimila los criterios sobre el bien y el mal. Si lo que hay es temor en la infancia, no se asimilan los valores; y al llegar a la adolescencia aparece la rebelión de una forma exagerada. La falta de cariño produce inseguridad y un sentimiento de minusvalía. Unida a la inseguridad surge la angustia y con ella otros problemas de mayor calado.

Ser maduro, en fin, es haber conquistado la flexibilidad sin perder las convicciones, ser comprensivo, compasivo, dialogante, estar abierto al pacto, al debate razonable, a la generosidad del olvido y la sonrisa que acoge. La persona madura halla un modo diferente de estar en el mundo, de reaccionar a las adversidades, de interpretar los eventos, de valorarlos y de implicarse en ellos. Se deja arrastrar menos por las circunstancias, sean estas favorables o desfavorables. Porque la madurez permite ver el lado bueno de las experiencias adversas y relativizar el de las experiencias positivas.

Si Peter Pan viniera...


El cuadro "La condición humana" René Magritte

René Magritte nació en Bélgica el 21 de Noviembre de 1898. Perteneció al grupo surrealista de París del que también formaban parte Jean Arp, André Bretón, Salvador Dalí, Paul Eluard, y Joan Miró. Su exposición de 1936 en Nueva York alcanzó fama mundial. En 1956 recibió el Premio Guggenheim. Murió en Bruselas en 1967.
La obra de Magritte es una permanente invitación a la reflexión a partir de los objetos más cotidianos. Por ello, a su obra a veces se la califica de "realismo mágico" y él fue uno de los mejores "magos de la realidad".
Hoy se cumple el 110 aniversario de su nacimiento.

ana


viernes, noviembre 14, 2008

CENIT

¿Qué pasará cuando esas palabras que nos sirven como metáforas de la vida, de las emociones como el amor y el odio, como la alegría y la tristeza, la nostalgia y el olvido, el dolor y el placer...se agoten?
¿Qué ocurrirá entonces cuando el olor que percibamos comience a ser el que deja a su paso el agua podrida o estancada? Cuando una fruta sazonada deja paso a una manzana que se arruga en nuestras manos y sus líquidos son devorados por la transformación de la energía. ¿Qué ocurre cuando ese beso deseado, se repite y repite, Y de pronto a uno ya no le dice nada?
¿Será que necesitamos la fantasía y la evocamos y la buscamos y repetimos como un mantra para la supervivencia emocional?
¿Será porque tenemos el límite de la visión enmarcado en el cenit de los acontecimientos?
¿Será porque en la vida del día a día, necesitamos que aparte de un número exagerado de eventos sin sentido y repetitivos, precisamos también de esas "sorpresas" que hacen que estalle nuestro pecho y nos hacen tocar la Vida y comprender que todo lo demás se justifica de ese modo y que el aburrimiento deja de despedir por un momento ese olor a podrido?.
El problema es mirar demasiado al pasado y es un problema tan peligroso como el de mirar al "futuro del pasado", confundir nostalgias con sueños, querer atrapar la definición de la vida en pequeñas explosiones de la memoria que permitan descubrir vías sin retorno, aún sin recorrer por casi imposibles, abandonos sin compromiso, abandonos del presente por un paseo por el jardín del firmamento.




Sé del firmamento,
sin embargo los astros parecen
haberse agolpado todos
hoy en mi garganta.
Al verte, he explotado
y todos se han escapado deshechos
en polvo de estrellas.
Sé de los astros
colgando orgullosos del universo azul oscuro
cuando no están conmigo,
en un acto lejano pero hermoso.



Sé de los sueños queriendo confundirme,
apretando mi memoria, apartando
el espejo, de mis días sin brillos,
ofreciendo un peligroso rojo fruto
que me muestra un instante de juventud
alocada y esplendorosa.

Ella, me ofrece el fruto,
avanzo...
mordisqueo casi sin ganas,


pero cegada
me hundo en la tentación
y caigo cual Blancanieves escuálida
al fondo del pozo negro del pasado.
De pronto, un olor cenagoso
me marea aun más,
y me levanto queriendo huir
pero recaigo,
poderosa droga,
mortífera adormidera.


ana

domingo, noviembre 09, 2008

YO POR EJEMPLO Y EL INFINITO

Yo por ejemplo,

soy bastante menos delicada, más simple que lo que se puede suponer cuando se leen mis poemas. De ahí que algunos poetas que nos encantan luego nos decepcionen tanto como personas.
Alguien dijo que tenemos tres vidas paralelas, la real, la del arte y la de la interpretación del arte. Igualmente desarrollamos psicologías paralelas también para cada una de esas vidas.

Pensar en uno mismo, como hace el poeta, como hacemos los que leemos poesía, es como intentar conocer algo o querer conocer algo a base de darle golpes y romperlo para verlo por dentro, querer conocer la nuez golpeándola contra una piedra. Y creer después que los pedacitos rotos, las partes, son la nuez. Nunca el todo podrá ser igual a la suma de las partes, porque en la asociación de partes surgen nuevas propiedades.

HUELLAS HACIA UN INFINITO

Voy poniendo a secar tus huellas,
recogidas en la orilla,
dispersas aquí y allá.
Primero las tuve en un bote de cristal,
las miraba y remiraba, atónita.
Eran tus rastros, sobras de un manjar
que no había degustado y
comprendí que mi paladar no
había sido preparado para él.

Luego estabas tú.

Detrás del telón, observando
tu obra,
director de comedias y tramas de vida,
milimetrando las voces, los tonos,
los espacios,
tú eras quien construía el texto
quien elegía el escenario,
quien disponía las perspectivas
e inventaba los personajes,
quien dictaba los altos.

Pero no la herida,
la herida, no,
la herida nos lleva a cuestas,
mesura las diatribas y las ganas.

Y luego estaba yo,

en aquel patio de
butacas,
rebuscando en mis bolsillos
las migajas
de no sé qué pastel.

Sólo sé que tengo un tarro
lleno de huellas,
de sombras,
que recogí por ahí.
Que las miro,
quiero abrirlo,
disolverlas, triturarlas
masticarlas, saborearlas
y al fin,
engullirlas como se engulle
la serpiente, su presa.
Pero no, no lo haré,
dejarían de ser huellas,
dejarían de ser nuez.
Y porque nada tendría, y
si quisiera mostrar
su reflejo en mis palmas
las perdería en cualquier noche infinita,
y al perderlas
ni siquiera yo
ya me pertenecería.

ana

miércoles, noviembre 05, 2008

DICEN...

Me han dicho que aún conservas mis palabras,
que como un lazo rojo pasando por un entredós aparecen
y desaparecen de la vista
en un continuo ir y venir por tus días, enrojeciendo con una cálida luz,
tus momentos de fría soledad.
Me dicen que sacas periódicamente mis adjetivos al balcón de tus labios
y los ventilas para que no pierdan la frescura de otros tiempos
y al volverlos a encerrar
transporten ese aire limpio y renovado
a los armarios de tu coraza.
Me han dicho que bañas mis verbos con agua y jabón
y los perfumas con agua de olvido
para sacarlos a pasear
unos minutos al día.
Me han dicho que al anochecer,
al apagarse las luces, todos ellos se meten en tu cama
y te abrazan en la oscuridad y respiran a tu lado
componiendo un espectro de dulzura
que se te pega a la piel y te acompañan el sueño.
Por la mañana, las sábanas aun conservan el calor de su rastro
y el olor del aliento húmedo de sus susurros,
pero no su presencia.
Me han dicho que los buscas entonces,
escondidos sin duda entre los besos
refugiados bajo tu almohada,
guardados como aquel diente
que nunca se llevó el ratón.
ana

Because the night... Por ELLA



Y por Él, y por aquella noche del 3 de Agosto del 88 en Barcelona:

sábado, noviembre 01, 2008

K-MILLE, una locura adjudicada.


Hoy he visto la película "La pasión de Camille Claudel", de Bruno Nuytten.
Esto es un pequeño paso por su vida, unas cinceladas sueltas con su nombre grabado en la parte inferior de una roca, la roca de una vida, de una escultural tristeza de color blanco, de un marmóreo sentido de la belleza, de un frío absoluto al que conduce la soledad y a la más temible tiranía, la de los sentimientos, el sentimiento del amor.
"Incluso antes de poder ver, el niño tiende sus manitas bulliciosas, la alegría de tener entre sus manos, como algo maternal, la tierra. El arte de modelar, el poseer entre sus dedos, ésas formas redondas, ésos bellos elementos vivientes que ve moverse alrededor. De ahí que aparezca en él, el deseo satisfecho con el primer juego, con la primera muñeca."
PAUL CLAUDEL (hermano de Camille). Transcripción, ("La pasión de Camille Claudel" de Bruno Nuytten, 1988)

"Los perfiles sólo se ven en la sombra"

"Lo inacabado, lo casual de lo inacabado, es una emoción completa, una emoción ante el genio puro" A. Rodin

Camille, (alumna y amante de Rodin) deslumbró a Rodin con su obra quien al ver sus esculturas en yeso descubrió en ella un alma gemela, alguien que como él vivía por y para los perfiles. Alguien que se zafaba del academicismo para liberar las figuras, dotarlas de movimiento y emoción, transformando las poses clásicas en nuevas formas llenas de poderosa vitalidad.

Con la ruptura de su relación con Rodin (él nunca quiso renunciar a su compañera Rose), Camille comienza muchas y magníficas obras, es un período de gran creatividad y experimentación y de gran tristeza por el abandono de la relación con el escultor.

En "El vals", (imágen a la derecha) de nuevo dos amantes, dos bailarines a punto de perder el equilibrio, como si los arrastrara un torbellino. En una primera versión, Camille los esculpió desnudos, pero se consideró que su sensualidad era poco aceptable y la artista vistió con un ropaje más púdico a sus personajes para que el Estado pudiera comprar la obra. Ellos, los bailarines, completamente sincronizados incluso en su especial equilibrio, buscan la disculpa de un vals para expresarse su amor, en una pieza que transmite una extraordinaria sensación de movimiento, que se sale de toda regla de composición. Lo grandioso de su escultura es que transmite nerviosismo y tensión desde la serenidad y la armonía. (Museo Rodin)

Ella esculpió, no las utopías de la felicidad que nos proporciona la ensoñación del cuerpo como Rodin, sino la terrible historia de su alma entristecida y, con ello, la historia del alma, de su alma.

La vida de Camille Claudel estuvo inundada de pasión, emoción y un movimiento constante e imparable desde el estremecimiento sentimental a la autodestrucción. Su relación con Rodin estuvo, como diría Rainer-Marie Rilke, al amparo "no de un amor, sino de una historia universal de la euforia y de la disolución''. Rilke, quien precisamente dijo que "Reconocía en Rodin al artista capaz de extraer y ensalzar la grandeza de las cosas más pequeñas". ¡Qué ironía!

La familia de "K-Mille", como a ella le gustaba escribir de vez en cuando, denunció su desequilibrio mental y fue llevada a un manicomio. Aquella "locura adjudicada" le supuso a Camille Claudel 30 años de encarcelamiento y reclusión, alejada de su familia, olvidada, en la más absoluta soledad.

ana

martes, octubre 28, 2008

EROS Y TANATOS


Eros y Tánatos, como los dos pilares en los que transcurre la vida, dos umbrales difíciles de separar y dos túneles de sentido único sin escapatoria, sin vías alternativas ni salida de emergencia. Las risas de la muerte se escuchaban allí al fondo, a lo lejos y se volvían a escuchar de nuevo en su eco: Ven, acércate que llevo una vida esperándote, decía. Pasa, acomódate y quítate los zapatos, no los necesitarás para el camino que nos espera. Te llevaré a hombros, guiñapo de hombre, despojo de humano, residuo de ser y cerumen de la creación, que contuviste tu espanto ante mi hermano el miedo a vivir y desarrollaste rodillas capaces de postrarse sin orgullo ante la obscura soledad de los últimos días, queriéndote aferrar al clavo ardiendo de una vida peregrina. Hubieses dado los mejores recuerdos de aquellas tardes por un par de meses más amasando la virginal vida, hubieses vendido tus últimas baratijas y tus últimos gestos a cambio de un sólo orgasmo más con ella, la ausente ya , la vida. Pero, no, no hay tiempo a cambio de tus tesoros, ni un segundo de luz en el obscuro cuarto sin puerta de salida. Paredes, techo y suelo, convergiendo en la obscuridad se amontonan en los párpados y los hacen, tan pesados... pétreos y pesados, y tan llenos de polvo.

Quiero mirarle antes de morir, ver de nuevo sus dientes blancos mientras su sonrisa me abre su corazón y me invita a pasar. Quiero quedarme dentro para siempre, en el iluminado vestíbulo de su rostro. Sentir su mano de nuevo, sus labios una vez más y su sangre, quiero su sangre corriendo por mis venas como si fuera la mía, llenándome las células con su generosa sonrisa.

Adiós,
sobre todo mi última tentación será la de mirarte un minuto más cuando los párpados pesen
y quieran y no quieran cerrarse para siempre y se sellen cayendo como losas enormes sobre mis ojos,
esos que te miraron tanto y comprendieron la armonía
de tu ser intacto por los seres grises que atraviesan túneles
y no tienen nada que recordar, ni motivos para mirar atrás,

ni recuerdos, ni vida propia.
Nunca dejaré que la obscuridad se me pegue a la piel,
que me devoren las sombras, mantendré encendida la luz de la vida
para que al llegar a la muerte consabida,
llena de recuerdos y de una soberbia sonrisa,
portadora de preludios de un final feliz junto a los
míos,
TÚ, no "puedas" conmigo .

ana

sábado, octubre 25, 2008

CALMA CHICHA


Por ti amo la vida
un poquito más.
Sí, por ti.

¿Qué quieres que te diga?:
encuentro más belleza en tus palabras
que en ése sinfín de historias
por las que la gente paga.
Nadie dice las cosas como tú,
nadie.
Nadie
hace poemas como los tuyos
nadie.

Nadie ha podido
llegar tan adentro:
tus poemas
son pinchitos
agujereando mis venas,
mi sangre atomizada
se escapa como lluvia
de ellas.
Como llegan tus versos,
nada llega,
qué diestras las palabras
que sobre mi piel pliegas
y luego despliegas
como velas de barco
volviendo a casa.

Nadie dijo como tú las cosas,
nadie.
Nadie albergó en sus huecos
tanta ausencia,
nadie supo definir
tan tierno el beso,
su beso, su eterno beso,
ni bajar los astros
uno a uno para mi cena.

Nadie supo de mi devoción
por ellas.

Y para volar,
no me frena el temor a perderte,
porque no te tengo,
no me frena el sabor de tu ausencia,
porque no te tuve,
ni el sabor de querer tenerte,
sólo el sabor de pensarte.

ana

martes, octubre 21, 2008

PÉRDIDA

Entre tu demanda y la mía, un deseo,
un deseo imposible que empieza
cuando el tuyo quizá termina,
un camino de ida y vuelta, o de vuelta y de ida.
Te pido amor, lo que no puedes darme,
y pierdo así, amor,
mi propio goce,
y en esa pérdida
el deseo renace,
por eso te pido amor, lo que no puedes darme.
Así tú lo quieres
y así se mantiene vivo.
Pido y pido, en un continuo fluir,
en una continua bobina que se enrolla
y que en circular ovillo, es un túnel sin final,
que me agota y me derrota, y que vuelve a empezar.

Mi deseo viaja en ese túnel del tiempo,
deseo y demanda en asientos contiguos,
completándose siempre, en un viaje simétrico
topándose en la distancia siempre contigo,
fantasma y muro que separa
mi deseo y mi goce en esféricas mitades,
que se acoplan, se completan, se tutean, se adosan,
en lacaniano toro, en genial corona.

ana


Objetos Perdidos


Por veredas de sueño y habitaciones sordas
tus rendidos veranos me aceleran con sus cantos
Una cifra vigilante y sigilosa
va por los arrabales llamándome y llamándome
pero qué falta, dime,
en la tarjeta diminuta donde están tu nombre,
tu calle y tu desvelo
si la cifra se mezcla con las letras del sueño,
si solamente estás donde ya no te busco.


Julio Cortázar.
Mendoza, Argentina 1944


lunes, octubre 20, 2008

IMPRUDENCIA



Pasos adelante,
en las calles mojadas,
solitarios cuerpos,
atravesando espacios
doloridos,
guarnecidos de otros fríos,
de otros vientos frescos,
de la lluvia de otro otoño,
que no hieren la piel,
estremecidos.

Declarando victorias
en una boca de metro,
curvando estaciones
besando extraños rostros,
huidizas bocas,
que a mí, solo me evocan la tuya.

Empieza el frío,
¿ya llevas chaqueta?,

siento el frescor de la noche
desperezando mi espalda.
Abre tu chaqueta, cobija mi cuerpo
y deja que mi brazo camine tu cintura,
que enrede en tu camisa,
buscando
un hueco donde asentar mi mano
y robar algún tibio pasaje
hacia tu piel escondida.

Cubre mi frío,
que la tarde termina,
que mis dedos germinan
al calor y al agua
de tu imposible beso.

ana


viernes, octubre 17, 2008

ON


Se disipa el negro fondo, negro,
apareces tú, difuminados rasgos,
Aprieto el uno,
sales indemne, vaya!
el dos, tu mano suave,
dulce como el otoño
se tiende.
El tres, y llegas cansado, suplicante
mendigando caricias, ternura,
el cuatro, (nunca funcionó bien)
me recuerda que dependo
de la suerte.
El cinco, tu figura es potente
como un molino de viento,
cabalgando valiente.
El seis, te dibuja rostro y
una piel de gallina, sensible al juego
y me quieres besar.
El siete, una expresión de sueño,
de tedio, de aburrimiento constante
que no disipa tu miedo.
El ocho te otorga movimiento,
te meces incansable, en la cuerda
del olvido, titubeas y no pereces.
El nueve, te disfraza de pez,
branquias y aletas, herramientas
de trabajo submarino.
El cero, acaba contigo y te inunda
de mar y de olas, te ahogas
en tus propios celos.
Y aprieto el off, el negro fondo
es y no es tu espectro,
desapareces.

ana

DOS O TRES SEGUNDOS DE TERNURA: 14:17:48 / 14:17:51
17th October 2008

jueves, octubre 16, 2008

"SOROLLA. VISION DE ESPAÑA" EN BILBAO


El pasado lunes 13 tuve la suerte de poder asistir como invitada, gracias a mis amigos Elena y Andrés, a la inauguración de la Exposición "Sorolla. Visión de España", una de las obras cumbre del pintor valenciano Joaquín Sorolla compuesta por catorce lienzos de gran tamaño en los que se recogen algunas escenas costumbristas de diferentes regiones de España. Obra que fue encargada al pintor español en 1911, por el hispanista norteamericano Milton Hungtington con intención de decorar una de las salas de la Hispanic Society de Nueva York, que fundó a principios del siglo XX con el objetivo de dar a conocer la cultura española en los Estados Unidos. Esta sala, en un principio proyectada para ser una biblioteca, finalmente quedó convertida en la "Sala Sorolla".
Las obras, que es la primera vez que salen de su emplazamiento original, han sido restauradas para la ocasión por un equipo de expertos conjunto entre Bancaja y la Hispanic Society. El director de esta entidad, Mitchell Coding, también presente en el acto, ha destacado además la restauración a la que se ha sometido a las obras aprovechando su traslado. Tal y como se ha explicado, la restauración, en la que han colaborado técnicos de la Universidad de Valencia, Bancaja y la entidad norteamericana, "mejora la calidad de los cuadros ya que pueden apreciarse detalles que se habían perdido o difuminado con el tiempo".

Durante 1912, Joaquín Sorolla (1863-1923) se dedicó a recorrer la geografía española, captando imágenes de tipos para construir después la gran decoración de la Hispanic Society. En 1913 cambió de opinión y, aunque no dejó de usar algunos de los cuadros de tipos, empezó a pintar los paneles directamente del natural; ese año hizo el monumental "La fiesta del pan. Castilla".
Durante el año siguiente realizó cinco paneles, "Los nazarenos". Sevilla (marzo-abril), "La jota". Aragón (verano), "El concejo del Roncal". Navarra (verano), "Los bolos". Guipúzcoa (septiembre) y "El encierro". Andalucía (noviembre-diciembre). En 1915 pintó cuatro más, "El baile. Sevilla", desde enero hasta marzo, "Los toreros". Sevilla, desde marzo hasta mayo, "La romería. Galicia", durante el verano y "El pescado". Cataluña en el otoño.
El año 1916 sólo pintó "Las grupas. Valencia", en el que empleó desde enero hasta marzo; también el año siguiente, 1917, solamente un panel, "El mercado. Extremadura". Entre noviembre de 1918 y enero de 1919 hizo "El palmeral. Elche" y, finalmente, ese mismo año 1919 pintó el último de los paneles durante los meses de mayo y junio, "La pesca del atún. Ayamonte".
Esta muestra se podrá visitar hasta el próximo 18 de Enero de 2009. De Bilbao viajarán a Barcelona y a Madrid donde podrá contemplarse en el Museo del Prado, ampliada con otros doce cuadros de Sorolla de la Hispanic Society, y por último, repetirá en Valencia, ciudad en la que ha sido visitada por más de 450.000 personas.

Para mi gusto no es lo más bonito de Sorolla, particularmente me siento más atraída por el tipo de pintura que realiza con escenas de baño, mar, playas, etc...La luz del Mediterráneo y los azules del mar, los niños en las playas, las escenas costumbristas de pesca en Valencia, son insuperables, pero hay que reconocer la espectacularidad de estos murales y la maestría de Joaquín Sorolla que supo captar la luz del sol y sus sombras como nadie lo ha vuelto a hacer.

ana

Cuadro: "La pesca del atún" Ayamonte. Joaquín Sorolla, 1919

miércoles, octubre 15, 2008

"HAMBRES"

"Toda persona tiene necesidad de ser tocada y reconocida por los demás" (James). Estas son, a la vez, necesidades biológicas y psicológicas a las que Berne llamaba "hambres".



...................................El cuadro: "Amantes" 110, de Nicoletta Tomas


Del mismo modo que el hambre o necesidad de alimento es saciada con comida, para subsanar la necesidad de estimulación es necesario, e incluso imprescindible, que la persona sea tocada y reconocida por los demás. A la unidad de contacto o reconocimiento la llamaremos, "caricia" que se define como "cualquier acto que implique el reconocimiento de la presencia de otro" o dicho de otro modo, es cualquier estímulo social dirigido de un ser vivo a otro y que reconoce la existencia de este.
Las formas más esenciales y efectivas de estímulo sensorial las proveen el contacto social y la intimidad física.
Ser abrazados, acariciados, abrigados, alimentados... alentados, elogiados. Incluso si esto no es posible, ser al menos agredidos o compadecidos ya que cualquiera de estas acciones es una forma de reconocimiento hacia nosotros como seres interdependientes de un entorno social.
Tan importante es la necesidad de caricias, que las personas, a falta de caricias positivas y antes de no tenerlas de ningún tipo, prefieren buscar y recibir caricias negativas. Es decir, que es “mejor” ser rechazado, antes que ignorado. Los juegos psicológicos se juegan buscando, más o menos inconscientemente, dar una persona y recibir la otra, caricias negativas.




Vamos,
acaríciame con los ojos,
con las manos y
acaríciame con la voz
pausada,
calmada, a tientas
con tus gestos y tu cabello
dame tu boca
y tus caricias de olas
en mi piel de arena,
la caricia de sal
que al mar derrota.
Dame la tarde acariciando las horas,
el tic-tac de un reloj en cada ahora
el quedarme entretenida,
dormitando en las negras rocas
de tu pecho sediento de mareas vivas.

ana

lunes, octubre 13, 2008

¿?


Siempre atraída magnéticamente por las cosas sin respuesta,
por los misterios que encierran las personas tras de sí, por los interrogantes cerrados que parecen puntos finales,
por las miradas extrañas que dejan lugar a muchas dudas.
Siempre el enigma, el misterio por resolver aún cuando sepa muchas veces de antemano que no hallaré la respuesta.
Y si la hallara, dejaría de tener interés, es precisamente eso lo que no quiero, encontrar respuestas.
Por eso, porque no sé como eres,
no te entregues, no me entregues las respuestas,
no te expongas, no me abras el corazón de golpe
y descorras las cortinas para enseñarme tus sentimientos;
no te hablaré de los míos
y en esa negación de realidades viviremos
bajo la tejavana, a salvo de la lluvia del fracaso.
Y acaso,
así, guarnecidos nuestros cuerpos,
el agua no nos cale hasta los huesos
y ese calor infinito de la sequedad en nuestras ropas
nos permitirá seguir siendo elegantes solitarios.
Y un día, hartos ya del calor y el confort de nuestras ropas secas,
saldremos a calarnos bajo un aguacero intenso
y no sabremos mojarnos sin cerrar los ojos,
sin querer taparnos con las manos
en un gesto aprendido que el instinto nos manda,
y nos ahogaremos en el charco del patio de nuestras casas.
Sin embargo...tu ausencia.
ana




¿En qué hondonada esconderé mi alma
para que no vea tu ausencia
que como un sol terrible, sin ocaso,
brilla definitiva y despiadada?

J.L.Borges "Ausencia"

jueves, octubre 09, 2008

LO SÉ


¿Sabes?, mis ojos hablan,
mis gestos hablan,
mis manos hablan,
dicen cosas por mí.
Sé que lo sabes,
y sigues sin entender
ese idioma universal
y así no puedes salir
de ese peculiar tormento.

¿Sabes?, lo sé hace ¡tanto tiempo!,
cuando aún no había escuchado
la tormenta de tus dedos,
cuando aún no comprendía
la rigidez y las sombras
que siempre caminan contigo.
Por eso, los abismos,
las paredes, las palabras,
las cuestas hacia arriba
sin descanso de nada.
Las huidas, los miedos,
los fantasmas del pasado
siempre a cuestas.

Lo sé,
lo intuyo complicado,
Lo pienso
y lo siento cercano.
Lo palpo, lo leo, lo adivino,
y lo lamento tanto.

Pero,
¿sabes?, quiero seguir
mirando los ojos de tu alma
limpia y llana,
que revelan tu todo,
y los poemas de tus manos,
la cordura de tus miedos,
la habilidad de tus labios
cuando sonríes,
y a buen seguro llenas
de poemas y ternura
el universo.

ana

martes, octubre 07, 2008

VIAJE PENDULAR



Dices: No puedo, y luego, puedes,
dices: no quiero y luego, quieres,
dices: no lo soporto,
y no sólo lo soportas sino
que te divierte.

Ahí estás, sin estar,
ahí te empecinas
e incluso medras
como los hongos en la humedad.
Y dices: no siento nada,
y no sólo sientes, sufres,
dices: no tengo por qué,
y sí que lo tienes.


Y aguardas,
viene, ahí está,
la rosa de los vientos.

y vuelve a irse.


Y dices: es la última,
y aún vuelve, y le recibes
con hambre de meses
sabiendo que se irá,
pero
él vuelve,
y se va,
y vuelve...

ana

domingo, octubre 05, 2008

CARAVAGGIO


SE OYE EL ECO EN LAS MONTAÑAS Y ENTONCES, LLEGA LA OBSCURIDAD

[...] también ellas estaban inmersas en esa luz real de una hora cotidiana concreta, con todo su sol y toda su sombra: y sin embargo... sin embargo, dentro del espejo todo parece como suspendido, como con un exceso de verdad, un exceso de evidencia, que lo hace parecer muerto. Ante el caos luminoso de Caravaggio me quedo admirado pero un poco distanciado. La que me entusiasma es la invención de Caravaggio: es decir, el "diafragma" luminoso que hace de sus figuras unas figuras apartadas, artificiales, como reflejadas en un espejo cósmico. Aquí los rasgos populares y realistas de los rostros se pulimentan en una caracteriología mortuoria, y así la luz, aun estando tan empapada del instante del día en el que está captada, se fija en una grandiosa máquina cristalizada. No sólo el Baco joven está enfermo, sino también su fruta. Y no sólo el Baco joven, sino todos los personajes de Caravaggio están enfermos, ellos, que deberían ser por definición vitales y sanos, tienen, en cambio, la piel deslucida por una cenicienta palidez de muerte.
http://www.lighteducation.com/article.php?sid=482

Algunas transcripciones de la película de Derek Jarman "Caravaggio" :

Pobre mudo Jerusaleme, no servías para pastor. Parecías un verdadero San Juán traído del desierto:
Te enseñé los colores y cómo molerlos.
El cinabrio rojo sangre y el cardenillo
molidos con amapolas y linaza,
el arte del apresto y del glaseado
con suaves pinceles de ardilla.

Un compañero en mi
soledad.

Heráclito lo expuso de otro modo:
"El camino hacia arriba y el camino hacia abajo son uno y el mismo.
"

Incertidumbre y duda, ¡larga vida a la duda!
A través de la duda
llega la perspicacia.


Una duda fría y azul
una infinidad de incertidumbres,
la marea negra ondea contra toques de luz de arsénico.
La obscuridad me está invadiendo,
ese inánima,
tener un alma violeta,
tu señor come con pecadores,
los sanos no necesitan un doctor,
solo los enfermos ictéricos,
¿Y los dioses?
Los dioses se han convertido en enfermedades,
pensamientos sin imagen,
perdido en el pigmento,
atrapado entre deshechos sin forma
de color ocre obscuro.

* * * * * * * * * * * * * * * * *

Tu cabello ondea obscuro
como los tentáculos de la medusa.
Tienes los dedos fríos,
el frío te está invadiendo,
tu sangre corre lenta,
el agua se lleva tu vida,
el castillo de un niño va a la deriva
en la espuma,
mi corazón se salta un latido,
intento alcanzarte mi Magdalena
ahogada en las aguas del olvido.

* * * * * * * * * * * * * * * * * *

Mira, mira,
sólo otra vez,
metido en la parte posterior del craneo,
imaginando y soñando,
y más allá del borde del marco,
obscuridad.
La noche obscura está invadiendo la habitación,
el hollín de las velas obscureciendo el barniz,
deslizándose por el estudio vacío,
envolviendo los cuadros heridos,
manchando en el crepúsculo.
Heridas de un cuchillo afilado
que te apuñala en la ingle,
así que jadeas y tragas aire,
arrancándote tu último aliento
a las estrellas
mientras la semilla cae
en las sábanas apergaminadas
y te hundes en la noche.




Floto en la superficie cristalina
del lago obscuro y quieto,
negro en la obscuridad silenciosa
como un eco.
Una mota en tus ojos,
parpadeas y me echas a rodar
engullido por el vórtice.
Salgo disparado a través
de las profundidades violetas,
el silencio indecible de estas aguas.
Una lágrima se forma y cae,
las ondas se extienden más allá
del horizonte más lejano,
más allá de la materia.
Centella, estrella,
te amo más que a mis ojos.


Cuadros:
1., "Narciso"
2., "San Jerónimo"
3., "El descidimiento"
4., "Cabeza de medusa"
5., "Amor triunfante"
6., "La muerte de la Virgen",
Caravaggio (Michelangelo Merisi), Italia, 1571-1610.

sábado, octubre 04, 2008

SOSPIRI

En esta entrada pongo la música por delante,(si no la escucháis, no leed) es la mejor recomendación,
Edward ELGAR, pone los pelos de punta, lleva hasta el escalofrío, y en su final hasta el SUSPIRO:



SUSPIRO

¿Cómo detener el suspiro
cuando inicia su fuga?
¿Cómo no suspirar,
cómo no abandonarse
a vaciarse
del todo
desde dentro,
desde muy adentro?
¿Cómo no llorar,
cómo no dejarse llenar
de lágrimas los pulmones?

¿Cómo renunciar al soplo interior
de vida que sus notas ventilan
y albergan?
¿Cómo no escaparse con ellas dentro
de nuestros pulmones y echar a correr?
¿Cómo evitar que el corazón duela
y su sístole enmudezca
para dejar latir al preludio
de la belleza en toda su amplitud,
cómo no mezclarse en ella
para deshacerse
y casi morir?

[Para tí, que sé que eres capaz
de sentir los puñales interiores.]

ana

viernes, octubre 03, 2008

WILD MIND, "Where the wild roses grow"


El sudor moría entre las aguas,
las ropas empapando el frío sudor
de la fiebre desbocada.
El delirio repentino, extremo,
disolviendo la realidad
la hacía tan remota...

Y vuelo sobre mares de olvido;
desde arriba todo parece limpio
y hasta parece quieto
pero bajo el manto de la
superficial agua, los fondos
corroídos y su fauna,
me estremecen.

Y me mecen

en este
maremágnum de visiones
aterciopeladas y azules,
de tornasoles lúgubres
de la conciencia trastocada.

Es la fiebre, me digo,
y ella me arrulla,
es temible me temo
esta locura,
este bipolar espacio
alternativo
de la cordura
que encaja perfecto
en la grieta de mis versos
y que llena los papiros
de pulsos leves, de breves
extravíos de la mente,
en este inmenso mar
de equilibrios mentales.

ana

"Where the wild roses grow" - Nick Cave and The Bad Seeds and Kylie Minogue


Para ver el video


ME ALEJO EN SILENCIO

Me alejo en silencio como una cinta de seda
Paseante de arroyos
Todos los días me ahogo
En medio de plantaciones de plegarias
Las catedrales de mis ternuras cantan a la noche bajo el agua
Y esos cantos forman las islas del mar.[...]

Vicente Huidobro

jueves, octubre 02, 2008

MI PORVENIR

....................... Anne-Julie Aubry

Acabaré de una vez por alcanzar un país de sonrisas.
Una brisa formada de caricias ya me lleva hacia él.
Se me invita, está ahí, me aguardan, se sabe que llego.
Porvenir, puesto que debes, puesto que vas a invadirme,
lleguemos a tiempo, escucha, más de prisa, acércate, atráeme,
porvenir, puesto que debes, puesto que vienes...

Henri Michaux.


domingo, septiembre 28, 2008

ROSARIO DE HORAS

Extiende tus sueños, desconocido,
hazlo sin miedo, pierde la compostura
si es necesario.
Trencemos lo que segaste, alcemos
a lo alto la coleta de los pensamientos
inconscientes.
Trencemos los instantes , contémonos
los momentos de lujuria contenida
esas aladas sombras que acompañaron
las horas.

Olvidemos el pulular de los miedos.
Animemos al remero a volver,
al peregrino a quedarse esta noche,
trencemos, una vez más, el hilo
que brilla,
que brilla y anuda nuestras esperanzas,
las de ser ahora aunque sea tarde.

Recitemos el rosario
de las descorazonadoras
horas, cuentas de negro ónice.

Ahora.

Recemos la oración de la piel,
lleguemos al final del mundo
arrodillados
uno frente a otro,
yo frente a ti,
tú frente a mi,
nuestras frentes chocando,
horadando la membrana
de la noche,
que separa,
que oculta los rostros resignados
con su olor a humedad
y a labios perdidos.

ana

"DEATH and REBIRTH",suite para Violoncello (J.S.Bach)



¿DÓNDE?¿Me extravié en la fiebre?
¿Detrás de las sonrisas?
¿Entre los alfileres?
¿En la duda?
¿En el rezo?
¿En medio de la herrumbre?
¿Asomado a la angustia, al engaño, a lo verde?...
No estaba junto al llanto,
junto a lo despiadado,
por encima del asco,
adherido a la ausencia,
mezclado a la ceniza,
al horror, al delirio.
No estaba con mi sombra,
no estaba con mis gestos,
más allá de las normas,
más allá del misterio,
en el fondo del sueño,
del eco, del olvido.
No estaba.

¡Estoy seguro! No estaba.

Oliverio Girondo.

ESTRECHO, ESTACIÓN EN CURVA

Salía del cine, un Western de efecto sin efecto, (nefasto y lento) y aquel suceso, la habían puesto de mal humor. Ya había oscurecido. De camino al metro aún tenía la sensación de desagrado retumbando en sus oídos. "¡Qué asco!" Aquellas palabras y un espectador cambiándose de sitio unas filas más atrás habían hecho que ella pensara en su propio olor y se preguntara si realmente podía llegar a ser tan molesto para alguien.
Subió al metro, no había asientos vacíos y tuvo que agarrarse a uno de los asideros del techo. Un hombre pelirrojo, de mediana edad puso su mano junto a la de ella. Camiseta naranja, mochila, aquella cara... le recordaba: era otro espectador que acababa de ver en la primera fila de butacas tomando apuntes. Sus manos permanecieron juntas dos estaciones, sus brazos alzados por el oscuro pasillo hacia Sol. Aún le retumbaba en los oídos aquel "¡Qué asco!" cuando el pasajero de camiseta naranja recolocaba su torso girándolo hacia la cara de ella, y entonces, hasta su nariz había llegado el olor casi olvidado de un cuerpo masculino.
Se bajó en Estrecho, aquella voz sin vida había anunciado la estación. Ya en el hotel, mientras se desnudaba, acercó a su cara el vestido que acababa de quitarse, lo olió escudriñando cada matiz e intentando adivinar la causa de aquellas palabras que la torturaron toda la noche. Su vestido olía a jabón y a si misma. Le gustó.
Recordó el olor del hombre del metro, y mezcló ambos en su cabeza como intentando preparar un cóctel de media noche que le borrara el mal sabor de la película y de la soledad. Luego dormiría bajo los efectos embriagadores de aquel brebaje nocturno.

ana

Nadie como Sergio Leone...

sábado, septiembre 27, 2008

POESÍA, ALMA MÁTER

"Me moriré en París con aguacero, un día del cual tengo ya el recuerdo"...
César Vallejo.


En estos días en que he cumplido años,
en los que hago balance de una vida
a medio recorrer,
(pero, ¡quién sabe!),
yo que siempre miraba las arrugadas almas
con compasión de niña
yo que he muerto ya mil veces de aburrimiento,
y resucitado.
Yo que dejé de lado mi sombra
y ahora es ella quien me persigue
queriendo vestirme
de aniversarios,
de décadas
y Navidades,
de quinquenios estúpidos que no hacen
más que recordarme
lo ya andado.

Ahora que ya he recorrido la mitad del camino,
de mi vida,
¿qué haré con mis costados, llenos de poemas ?
años escritos en renglones, en cuadernos
de piel vuelta,
vividos en cuarentena para no infectarme
de la desidia que arruga el alma
y la condena.

ana


viernes, septiembre 26, 2008

LUZ

Oh dulce placer que nos exalta hacia
la insuficiencia del exceso. Placer amargo
de donde salimos recayendo en nosotros mismos
como lluvia de verano. Placer extremo
que fue demasiado claro.

Haz al menos que el dolor creado
por tu gloria y nuestra ignorancia
nos devuelva, amada de la juvenil ausencia
esta pureza inmaculada.


Rainer María Rilke
"Esbozos y fragmentos" 1.899-1926
(Poemas franceses y últimos poemas alemanes)



LUZ

Pasaba,
el lucernario se engrandecía
recibiendo cada mañana su aliento.

Ella,
le devolvía aquellos viejos años de gloria
olvidada entre los musgos.

Corroídos,
los engarces del turbio vidrio
se sostenían a duras penas en el espacio.

Altiva,
la engolada cristalera
sobrevivía de las rentas de su pasado.
Coloridos vidrios soplados, emplomados
artesanos, trama de dignidad sobrada.

Luz soberbia,
tinte y mezcla
vasto espacio por llenar
de ti.

Ausente de todo,
elevado copete de tanto engaño,
contemplando,
mirando desde arriba,
siempre alto,
siempre cúspide,
siempre holgado,
pero siempre solitario,
intocable,
lucernario.

ana

jueves, septiembre 25, 2008

¡ CUÍDATE !

Los días se
afianzan a mí piel
cosidos a puntadas prietas
y pequeñas.


No dejan lugar a dudas:
sus huellas surcan el valle
de mi tranquilidad y mis ojos
ya parecen adormecerse
con el movimiento del mar.

Sosegada como las hojas en los estanques
aliviada de los pesos del recuerdo
me arrastran los soplos de un viento
y va concluyendo mi viaje.
Hasta aquí hemos llegado, compañera
no dudes en llamarme si te alteras,
si las voces te confunden,
si los necios te atormentan.

De nada servirá si no sabes
peinarte
y si sólo mesas tu cabello.

¡Prepárate!

Frente a frente,
de ti a ti misma
para llevarte encima,
sobre tu piel de fiesta
como seda brillante.

A duras penas te aconsejo
sobre algo que me costó entender.

Y así tú, vestida de ti misma
sal por el mundo,
!venga!
y llévate orgullosa
como un padre a su niña,
del brazo, del todo.
¡Comienza!.

ana


El cuadro: "Lady Agnew" J.Singer Sargent.

sábado, septiembre 20, 2008

PALABRAS LÍQUIDAS

................Cuadro:"Amor dentro del Caos II" Nicoletta Tomás.


En el hielo de las palabras
que únicamente el calor de tu boca
es capaz de deshacer,
allí, en su centro surge el Gesto,
como núcleo indisoluble,
inderrocable, haciendo que todo
sea distinto.

Mi boca sedienta bebe el agua
de tu hielo de palabras.

¿Qué agua me hidratará cuando no estés,
cuando no hables, cuando no me abras
las puertas líquidas de tu boca?

¿Qué fluido surgirá del silencio
del hermético susurro, del despiadado
verbo?

¿Manará sangre
de las grietas de los labios
que ya no me besan,
que no lamen las palabras?


Sangre coagulada
los cubrirá entonces,
sequedad de esparto
al besar tu boca.
ana

viernes, septiembre 19, 2008

LA FÁBULA SIMBÓLICA de KUSTURICA

Con 'Promise me This' (2007), Kusturica retorna a un género cultivado ya en otras ocasiones por él: la fábula simbólica, (con toques folklóricos), una historia disparatada, con personajes un tanto peculiares, en la que el director reflexiona ligeramente sobre su país, pero que se presenta sobre todo como una farsa caricaturesca que muestra un número considerable de situaciones que a veces recuerdan a los cómicos del cine mudo americano.
Un joven adolescente, Tsane, habita un pueblo en vías de desaparición junto con su abuelo, quien solicita a su nieto ir a la ciudad más próxima, para vender una vaca, comprar un icono de San Nicolás y encontrar una esposa que asegure la continuidad del pueblo y le cuide a él cuando el mismo abuelo falte. Naturalmente en su descubrimiento de la ciudad, las alusiones a la actualidad abundan. Promotores inmobiliarios que son verdaderos gangsters, se enfrentan con otro tipo de bandidos locales, en el marco de una sociedad que se moderniza a duras penas.
Kusturica introduce una multitud de símbolos en su relato, donde el joven adolescente, Tsane, representa la inocencia y la ingenuidad triunfantes ante un mundo cada vez más corrompido.
Un cuento para adultos, sobre valores universales.
Totalmente recomendable. Tierna, sencilla y directa.
Madrid, 13 de Septiembre de 2008, Cines Golem.
ana

¿QUÉ SE SIENTE?

[...]"Polvorienta y en escritura gastada,
sobre su lado externo, la palabra >Es-peranza<
"
Rainer M.Rilke.


¿Qué ocurre si de pronto aquí dentro llueve,
si el silencio me dice que pare?
¿Qué ocurre si una palabra se pega
al paladar como queriendo quedarse contigo
(¡basta!) y no te duele?.

¿Qué ocurre si mi mano frota mis ojos
y si un bostezo me alinea con mi cama
y recojo el silencio que de pronto necesito
y me alejo , reciclando sueños y piltrafas?

Si leo un poema y algo se dispara dentro
algo se detiene y se fuga con el tiempo
y silencioso se estira como pegajoso chicle
y resbala y se escurre entre mis dedos.

¿Qué ocurre si mi sangre va muriendo
se vuelve cristalina como el hielo
y hiela mi vida,
si corrompe al miedo,
chantajea voluntades, viola a mi tiempo?

¿Qué ocurre si la muerte nos derroca
con su azulado veneno
en un histérico intento de purgar las horas
decide tu morir y no te importa?

¿Qué ocurre cuando ella llega
y la pegajosa vida ya no es nada?
¿Qué distancias, qué orgasmos recorridos,
qué cimas alcanzadas son lo mismo?

¿Qué se siente?

ana

martes, septiembre 16, 2008

LA NOCHE EN BLANCO


Ensordece la noche
lejos de casa. Una luna
haciendo sonar canciones
y rechinar los dientes

rotos.

Florece el asfalto nocturno
en las plazas, en las calles
suenan los acentos extranjeros.

Luna blanca,

noche despierta
en los callejones desposeídos
esta noche
de sus silencios.

Ríes con dientes de espera
y de llegada inmediata,
con boca abierta y cielo raso
apuntando a la madrugada.
Y entretanto,
suenan violines

haciendo estragos
en mi garganta.

Dolor de distancia, tu mano ausente
toca la canción de la noche
y actúa en las plazas

la multitud.

ana

jueves, septiembre 11, 2008

ME NIEGO

Me niego a diluir mi vida
en el agua que limpia el pincel
y acaba.

El pasado está en cada una de mis células
duele pensar en el devenir
como el único momento pendiente.

Quiero pisar el mar,
no dejar mi huella en un charco
que mañana desaparece.

Espero que el tiempo,
me permita hablarle
desde más abajo,
desde el fondo de las palabras
en el agua en la que fluyes, fluyes...

Y tú,
duras casi nada,
el tiempo de un aliento,
un aleteo, y entretanto,
en algún lugar
alguien calla para siempre.

Alguien pierde sus palabras, bajo tierra.

Y yo,
me niego a callar
a no decir la palabra
que me quema como el rescoldo de tu verbo,
como mi boca
en la ausencia de tu beso
se quema.

ana

martes, septiembre 09, 2008

JUAN MUÑOZ, RETROSPECTIVA EN EL GUGGENHEIM DE BILBAO

Desde el pasado 27 de Mayo y hasta el 5 de Octubre se expone en el MUSEO GUGGENHEIM de Bilbao, la retrospectiva más importante dedicada al artista español Juan Muñoz (Madrid 1953-Ibiza 2001) a nivel internacional: esculturas, instalaciones, dibujos, obras radiofónicas y escritos, algunas de ellas nunca antes mostradas.
Durante casi 20 años Juan Muñoz creó, a través de su personal lenguaje un corpus de una excepcional narratividad. Sus obras, con referencias múltiples a la historia cultural occidental, nos invitan a los espectadores a relacionarnos con ellas creando una fuerte sensación de aislamiento e introspección.

Muñoz adquirió importancia internacional a mediados de los 80 con una serie de instalaciones escultóricas que situaban la figura humana en entornos arquitectónicos concretos. Su fama se debe a su capacidad para crear una tensión entre lo ilusorio y lo real, los actos contrapuestos de observar y recibir, así como al patético aislamiento del individuo inmerso en un grupo o en la multitud.

"- ¿Has dicho algo?

- No, no he dicho nada.
- No, nunca dices nada,
pero siempre vuelves a ello."

Esta, es una pequeña conversación que se repite una y otra vez entre dos figuritas humanas en una de las salas que se le dedican en el museo en estos momentos.

La obra de Muñoz es la obra de un artista preocupado por el hombre contemporáneo que se debate en un mundo de contrarios: ruido y silencio, multitud y soledad, ausencia y presencia, familiaridad y desubicación, estatismo y movilidad.

Una figura, quizá la que más me impresionó fue la figura suspendida en el aire que recuerda a la trapecista("Miss La La aux Cirque Fernando", 1879) que pintó Edgar Degas.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .


Las vísceras se retuercen de miedo,
de pudor o vergüenza
como apelotonada lana,
ovilladas.
La lengua estorba y se escapa,
cuelgan diminutas las larvas
que huyen apresuradas y
se anudan en palabras.
El dolor, el pánico, la tortura
inmediata de saber que te suspendes,
que te balanceas en la quietud
de una historia que poco cambia.


Quieto, asomado,
rígido, en la altura
subido a lo más bajo,
al abismo no pronunciado
del delirio y el espasmo.
Dolor sin calma
bajo los gajos
del equilibrio pasivo
de los perturbados.

ana


sábado, septiembre 06, 2008

FUGA

Cada cuadro de tu cuerpo,
cada espacio geométrico

estrangula la rigidez de tu boca,
dejando a solas
las comisuras de tu sonrisa,
crucifica cartesiano la ternura
que a duras penas respira
en esta cárcel lineal de barrotes extraños.
Las líneas se trazan con
paralelos entreactos
huyendo hacia un punto de fuga
en desesperada acritud.



Se escapan al infinito
hacia el lineal horizonte
como camino sin retorno,
en una inercia imposible
de traducir.

Diría,
buscando: las dimensiones,
la silueta de un gesto,
la corpórea realidad
de un beso,
de una sonrisa cercana
que te acompañe en el viaje,
que erija en calma
tu hipnótica
y solitaria prisión
y te guarde para siempre
y te permita sacar los brazos,
y las manos, por esos huecos
trazados
ofreciéndole un brindis
al espacio de la noche

constelada.

ana

El grabado: "La razón produce monstruos", de la serie "Los Caprichos", F.J. de Goya


Nota:"Los Caprichos" han INFLUIDO en varias generaciones de artistas de movimientos tan dispares como el Romanticismo francés, el Impresionismo, el Expresionismo alemán o el Surrealismo.